Historia

La historia de Tecnologías en Salud es esencial para reconocer la naturaleza de su quehacer universitario que se ha construido a lo largo de más tres décadas, vinculada con la historia de la universidad pública en nuestro país y con la evolución del sistema de atención de salud.

El déficit existente con capacitación y formación específica en las tecnologías necesarias para la atención en salud, fue considerado como una de las limitaciones para el desarrollo de las políticas de salud orientadas a lograr un incremento de la cobertura de la atención, a finales de la década de los sesenta.

Es en este momento histórico cuando la Universidad de Costa Rica, con una visión de futuro, decide asumir dentro de sus responsabilidades la formación de tecnólogos en salud y crea Tecnologías Médicas, como una sección de la recién creada Facultad de Medicina, según acuerdo del Consejo Universitario, del 15 de diciembre de 1969.

Durante la primera etapa la labor se orienta fundamentalmente hacia la calificación de personal empírico de los servicios de la Caja Costarricense del Seguro Social y del Ministerio de Salud, así como a la capacitación de recursos humanos en las diversas especialidades tecnológicas emergentes.

Durante el primer quinquenio de funcionamiento (1970-1974) Tecnologías en Salud formó técnicos en Registros e Información en Salud, Anestesia, Radiología, Alimentación, Citología y Saneamiento Ambiental.

Para el siguiente quinquenio, (75-79) además de continuar egresando técnicos en las especialidades ya mencionadas, se inicia la capacitación en Terapia Física, Audiometría, Ortopedia y Medicina Nuclear. Al final de la década se habían formado 606 técnicos para el sector salud, en diez especialidades tecnológicas diferentes.

En la década de los ochenta, primer quinquenio, egresan los primeros técnicos de los programas de Terapia de Voz y Lenguaje y Terapia Ocupacional, así como los de Electroencefalografía, Histología, Urología, Gastroenterología y Disección, para un total acumulado de 881 egresados y 16 especialidades tecnológicas diferentes.

En una segunda etapa se inician esfuerzos en materia de innovación curricular en respuesta a las políticas de descentralización y extensión de cobertura, con la estrategia de los Sistemas Locales de salud. En este contexto se diseña el Programa de capacitación en Administración de Sistemas Locales de Salud, con un curriculum socio-individualizado, que combinaba estrategias presenciales y no presenciales.

En el segundo quinquenio de los ochenta, se inicia la formación en Administración de Sistemas Locales de Salud, Oftalmología, Electrocardiografía seguido de Terapia Respiratoria, en el marco del convenio de cooperación con el Proyecto HOPE. Se formaron también en ese periodo, Asistentes en Administración de Extensión de Cobertura, Atención al menor de 0 a 6 años, Nutrición, Registros e Información en Salud y Emergencias Médicas. Estos últimos graduados corresponden al aporte que la Universidad hace al Sistema Nacional de Emergencias Médicas (SINEM), recursos que siguen formándose. Al final de la década de los ochenta egresan 271 nuevos técnicos y 250 asistentes, para un total acumulado de 1402 egresados.

La Vicerrectoría de Docencia en respuesta a la solicitud de muchos de nuestros egresados y en vigencia de la normativa uniforme de grados y títulos del CONARE que establece el grado asociado de diplomado, solicita a Tecnologías en Salud una revisión curricular de sus programas integrados de capacitación, al considerar esta Vicerrectoría que no hay correspondencia entre las exigencias académicas de éstos y su acreditación.

La revisión curricular efectuada hace que siete de los programas de capacitación se definieran y aprobaran como carreras de diplomado. Estos planes fueron: Citotecnología, Histotecnología, Saneamiento Ambiental, Audiometría, Tecnología Radiológica, Medicina Nuclear, Registros e Información en Salud y Terapia Respiratoria.

Además, para tres programas de capacitación, Terapia Física, Terapia Ocupacional y Terapia de Voz y Lenguaje, se recomienda una investigación curricular para su transformación en Bachillerato, dada la exigencia académica de formación, expresada en el número de créditos y de ciclos lectivos.

Con el inicio de la formación de recursos humanos con el grado de diplomado, el perfil de actuación de Tecnologías se amplía y corresponde entonces a dos de las funciones sustantivas de la Universidad, la de docencia y la de acción social, con el otorgamiento de los nuevos títulos de diplomado y con la continuidad de sus programas de capacitación.

El Consejo Universitario, en 1993, considerando que conviene a la Universidad otorgar a la Sección de Tecnologías Médicas las condiciones de operación suficientes para asegurar la calidad de los planes de estudio sobre los que ha adquirido compromiso, crea el Departamento de Tecnologías en Salud.

EEn el año 1995, este órgano colegiado, acuerda una política general de Diplomados. Además, solicita a la Vicerrectoría de Docencia que, en coordinación con las unidades académicas, evalúe los planes de estudios vigentes de los programas de diplomados como carrera corta terminal. Esta evaluación debe definir cuales diplomados se pueden transformar en salida lateral de un Bachillerato.

En el año 1995, este órgano colegiado, acuerda una política general de Diplomados. Además, solicita a la Vicerrectoría de Docencia que, en coordinación con las unidades académicas, evalúe los planes de estudios vigentes de los programas de diplomados como carrera corta terminal. Esta evaluación debe definir cuales diplomados se pueden transformar en salida lateral de un Bachillerato.

Sobre la base de las investigaciones realizadas y en el marco de las políticas del Consejo Universitario, se hace la revisión curricular de tres carreras que son: Imágenes Diagnósticas y Terapéuticas, Terapia Física y Salud Ambiental. Estas carreras inician su desarrollo con las primeras promociones en el año 2000 y cuentan ya con los primeros egresados.

En la sesión Nº 95 del 28 de setiembre del año 1995, la Asamblea Representativa de la Escuela de Medicina acuerda informar al Director del Consejo Universitario su anuencia al traslado que solicita el Departamento de Tecnologías en Salud, hecho que representa un primer paso en la delimitación de un nuevo espacio para la formación de recursos humanos tecnólogos en salud.

El Consejo Universitario en la Sesión No. 4306, celebrada el 15 de octubre de 1997, acordó transformar transitoriamente el Departamento de Tecnologías en Salud en Programa de Tecnologías en Salud, condición en la que funcionó hasta el año 2004.

En Asamblea Colegiada Representativa del 30 de agosto de 2004, se aprobó la creación de la Escuela de Tecnologías en Salud constituyéndose en la quinta Escuela de la Facultad de Medicina.